Una diputada del parlamento ruso ha recomendado a las mujeres del país no tener “relaciones íntimas” con los extranjeros durante el Mundial y advirtió contra los bebés birraciales. Tamara Pletnyova, directora del comité de asuntos familiares, de mujeres y niños, argumentó que incluso si estas relaciones llevaran al matrimonio, el hombre inevitablemente se llevaría a las mujeres o sus hijos al extranjero.

“Incluso si se casan, se los llevarán”, dijo Pletnyova en la cadena de radio Govorit Moskva. “Luego vienen a mí al comité, las chicas lloran porque se llevaron a su bebé, les dejaron solas, etc… Me gustaría que las personas en nuestro país se casen por amor, sin importar su nacionalidad, siempre y cuando sean ciudadanos rusos que construirán una familia, vivirán en paz, tendrán hijos y los criarán”.

Tamara también dijo que las mujeres que tuvieron bebés con extranjeros durante los Juegos Olímpicos de 1980 en Moscú a menudo “sufrieron” como madres solteras. “Deberíamos tener nuestros propios bebés “, concluyó Pletnyov.