Tres cracks de renombre, Di María, Eriksen y Alaba, están pendientes de los movimientos del Barça. Aunque saben que existen pocas opciones de recalar en el Camp Nou porque las prioridades son otras, los tres no dejan de mirar de reojo al equipo azulgrana. Un representante de Di María ha tenido o tendrá una conversación con la dirección deportiva del Barça, más para recabar información. El hoy jugador del PSG estuvo muy cerca del Barça. Él mismo lo llegó a confesar en noviembre pasado. “Estuve cerca del Barcelona, cerca y a la vez lejos. Es difícil unirse a ese club, no sucedió, pero la vida a veces tiene sorpresas, nunca se sabe”, reveló. El Barça lo probó hasta el último día de mercado pero su actual club se negó a traspasarle.

La situación de Di María ha dado un vuelco en el club francés. Ha pasado de ser uno de los jugadores importantes a ser un excelente complemento de Neymar y Mbappé. En ocasiones, su presencia le ha llevado a un banquillo en el que no se siente cómodo. El ex del Real Madrid está buscando una salida y su deseo es volver a la Liga española, o bien al Barça o bien al Atlético. Prefiere el club azulgrana, por su buena relación con Messi, pero intuye que está difícil.

Eriksen tampoco se olvida del Barça. En varias ocasiones, el Barça ha sondeado al internacional del Tottenham, con contrato hasta 2020. El mismo centrocampista danés le ha pedido a su entorno más directo, como ya desveló MD, que intente confirmar si tras la marcha de Andrés Iniesta vuelve a existir un interés real por su contratación o si finalmente el ‘staff técnico’ le da ese papel a Coutinho. Martin Schoots, su agente, confirmó que el Barça le hizo una oferta en verano de 2017. Cuando se complicaron las cosas con el brasileño, el presidente Daniel Levy se cerró en banda, pidió mucho dinero y el club azulgrana prefirió esperar.

El tercer nombre es el de David Alaba. Sabe que el Barça nunca le ha perdido de vista y también que en el club azulgrana han enfriado el interés para no alterar la excelente proyección de Jordi Alba y porque su planificación pasa por la continuidad de Digne como suplente. Su llegada es improbable, aunque su entorno y cargos influyentes del club azulgrana apuestan por su incorporación para dar competencia al lateral izquierdo.

Alaba, de 26 años, tiene contrato con el Bayern hasta 2021 y destaca también por su polivalencia. Puede jugar de central zurdo y es el principal argumento para aquellos que defienden su llegada, sobre todo porque Vermaelen o Yerry Mina podrían dejar la plantilla en verano. Robert Fernández, de todas formas, no contempla hoy su incorporación