Luis Rubiales, presidente de la Federación, acusó a Juan Luis Larrea, su rival en las elecciones y expresidente interino del organismo federativo, de organizar un viaje para patrocinadores y familiares en hoteles de superlujo para el Mundial de Rusia que costará dos millones de euros.

Preguntado por si las primas de los internacionales para el Mundial ya estaban cerradas, respondió. “No me consta, pero lo que sí tengo es un tremendo enfado por un viaje pactado para directivos, patrocinadores y familiares que ronda dos millones de euros, lo que me parece un despilfarro tremendo”.

Y continuó: “Me enfada que lo hayan cerrado directivos que estaban en transición y ahora no nos lo van a devolver. Me parece lógico que se invite a familiares de futbolistas y patrocinadores, pero otra cosa es pagar unas macrocavaciones en hoteles de superlujo, con estancias de siete u ocho días. La FEF no está para eso. Y ahora nos lo vamos a tener que comer con papas. En la próxima Eurocopa las cosas no van a ser así”

Rubiales acusó de lo que considera un despilfarro a Larrea: “Vamos hacia una política de contención de gastos. La orden verbal la dio Juan Luis Larrea, lo que me parece una falta de responsabilidad tremenda. Como que siga en la UEFA. El fútbol español debe plantearse muchas cosas”

Escudo/Bandera España