Son unas cuantas las variables de las que depende el Madrid para enhebrar una operación complicadísima: sacar a Neymar del PSG. Y entre esas variables podía jugar un papel importante la posibilidad de que el equipo parisino fuese sancionado por el Cuerpo de Control Financiero de la UEFA por violar el Fair Play Financiero (FFP en sus siglas en inglés). Algo que no sucederá.

El órgano de control de la UEFA ya oficializó que no habría sanción tras la investigación realizada en las cuentas del PSG para las temporadas 2014-15, 2015-16 y 2016-17, al estar todas dentro de una “desviación aceptable” (30 millones de euros de pérdidas). Tampoco encontró la UEFA motivos para sancionar en los distintos patrocinios del PSG relacionados con Qatar (Qatar National Bank, beIN Sports, Qatar Tourism Authority…). Pero lo que sí avisaba la entidad futbolística europea era que realizaría un “escrutinio cercano” a las cuentas de la temporada 2017-18, que abarcarán hasta el día de hoy y que serán “revisadas de cerca”.

Unas cuentas condicionadas por el fichaje de Neymar el pasado verano a cambio de 222 millones y por las que el PSG ha tenido que vender jugadores de forma acelerada para sacar entre 40 y 60 millones (la cifra varía según cada medio francés) que permitirían cuadrar cuentas y no salirse de los límites que marca el FFP. Con los traspasos de Edouard al Celtic, por diez millones, y de Pastore al Roma, por 24,7, la distancia en la estimación más pesimista (la de L’Equipe, que habló de la necesidad de sacar 60 millones) era de 25 millones, que finalmente el PSG cubrirá con el traspaso de Yuri al Athletic Club. 

La conclusión es clara: el PSG podrá cerrar sus cuentas sin estar en el radar de la UEFA y evitará una sanción (que podía ir de un tope en el gasto en fichajes a una posible expulsión de la Champions). Esa sanción era una de las claves en las que se apoyaba el Madrid para sacar a Neymar del Parque de los Príncipes este verano. Una bala menos en el cargador de la
dirigencia blanca.

El PSG debilita su plantilla…

Con la salida de Yuri, el PSG se queda con 19 hombres. Un plantel escaso de efectivos que el club ha tenido que debilitar para conservar a Neymar. El problema vendrá en el mercado, pues buscará refuerzos para ser competitivo en Champions de una vez y deberá hacer frente al traspaso de Mbappé (180 millones). Su gran baza es vender a Guedes, por el que espera sacar más de 60 millones.

Escudo/Bandera Real Madrid
Escudo/Bandera PSG
Foto de Neymar