Hoy, sábado 30 de junio, Leo Messi y Antonela Roccuzzo celebran su primer aniversario de casados. Hace exactamente 365 días, la pareja, que lleva saliendo todo una vida, se dio el sí quiero en Rosario, ciudad natal de ambos, acompañados de familiares y amigos en una ceremonia que quedará para la historia ya que causó un impresionante revuelo internacional.

Esta especial fecha coincide con el trascendental partido de octavos de final del Mundial, en el que la selección argentina se medirá a Francia en el Kazán Arena. La pareja del crack de la Albiceleste, madre de sus tres hijos, Thiago, Mateo y Ciro, ha viajado hasta Rusia para animar a su marido desde las gradas del estadio.

La bonita historia de amor de Leo Messi y Antonela

Todo empezó hace 22 años en Rosario. El ‘10’ del Barça era entonces un niño de 9 años que jugaba a fútbol en las categorías inferiores del Newell’s. Ese verano Messi pasó muchos momentos en las orillas del Paraná junto a su mejor amigo, Lucas Scaglia, y su prima, ‘La Negra’. Leo quedó prendado de ella a primera vista. Esa niña morena de 8 años, se llamaba Antonela Roccuzzo, practicaba gimnasia artística y era conocida por ser la hija de los dueños de la cadena de supermercados Único.

Tras varios años distanciados, Messi y Antonela se volvieron a encontrar y fue en 2008 cuando el jugador confirmó ante los medios de comunicación que “tengo novia” y “es argentina”. En 2010, la empresaria se traslado definitivamente a Barcelona y dos años después fueron padres de su primer hijo, Thiago. El 11 de septiembre de 2015 llego Mateo y el 10 de marzo lo hizo Ciro.

La pareja está más unida que nunca y así lo demuestran a través de las redes sociales. Antonela ha dedicado numerosos mensajes de amor a su pareja. “Gracias por hacerme la mujer mas feliz del mundo y por la familia que formamos que es nuestro mas grande TESORO❤️❤️❤️”, escribió recientemente en su cuenta personal de Instagram.