Histórico, leyenda, salvaje y épico. Esos son los adjetivos que la prensa internacional ha utilizado para calificar la hazaña madridista en Kiev, donde el equipo blanco logró ganar su tercera Champions consecutiva, la cuarta en cinco años. Las portadas de las principales web centran su mirada en Karius y Bale, los grandes protagonistas de la final, para bien y para mal. Las declaraciones de Cristiano, en las que dejó entrever que podría salir del Madrid, también tuvieron un fuerte eco en los medios internacionales.

Escudo/Bandera Real Madrid

L’Equipe: Histórico

“En un partido aún enorme, en el linaje de esta irrazonable Champions, el Real Madrid siguió haciendo historia este sábado en Kiev, ganando su tercera Liga de Campeones consecutiva, la 13ª, contra a un emocionante Liverpool que rápidamente se vio privado de su estrella Mohamed Salah, y socavado por su portero (3-1). El momento más salvaje de la noche fue el primer gol de Gareth Bale, que salió del banquillo para hacerse con el título. Otro ganador del choque fue Zinédine Zidane, que se convirtió en el primer entrenador en la historia en ganar tres veces seguidas en esta competición. Cristiano Ronaldo empañó un poco la fiesta con una declaración sorprendente”.

La apertura de L'Equipe en su web tras la victoria del Madrid.

La apertura de L’Equipe en su web tras la victoria del Madrid. L’Equipe

Gazzetta: Lágrimas, cantadas y hechizos

El Real Madrid es Leyenda. Los Invencibles no pierden, no hay rival. El Madrid se proclamó campeón de Europa, de nuevo, un más, la tercera vez consecutiva. Como Ajax y Bayern en los Setenta. Y si los blancos van más allá de este paso, podrían igualar los cinco títulos europeos de los fabulosos cincuenta. No es fútbol, es fantasía. En Kiev, un buen Liverpool traicionado por el desafortunado Karius  cayó por 3-1. Klopp perdió otra final, pero en realidad hay poco que reprocharle, aparte de la elección del portero. Cuando pierdes porque los oponentes lanzan al campo un “reserva” de 100 millones de euros, que marca de chilena, hay poco que hacer. Aparte del partido de Bale, que le dio la decimotercera Liga de Campeones al Madrid: la verdadera bomba la tiró Cristiano Ronaldo al final de la victoria sobre el Liverpool.

Olé: El Champions Tri.

La imagen se repite por tercer año consecutivo. El Real Madrid volvió a ser el campeón de la Champions League tras vencer 3-1 al Liverpool en Kiev. La tercera al hilo. La cuarta en las última cinco ediciones. La 13ª que obtiene en su historia. Impresionante lo que ha hecho este equipo español conducido por Zinedine Zidane en una final que será recordada en la historia por todos los condimentos que tuvo: las lesiones de Salah y de Carvajal en el primer tiempo (¿llegarán al Mundial?), los dos bloopers del arquero Karius que terminaron en gol merengue y la chilena descomunal de Bale que fue el lujo que coronó la noche en Ucrania.Tras ganar su quinta Champions, Cristiano tiró una bomba tremenda y dejó abierta la puerta para su salida.

La web del diario Olé.

La web del diario Olé. Olé.

The Guardian: Un brillante Bale hunde al Liverpool.

Fue una noche épica, llena de tantas historias diferentes, y desafortunada para el portero Loris Karius, propenso a los accidentes. Su parte en la historia será recordada tanto como la increíble patada de bicicleta de Gareth Bale o la retirada entre lágrimas de Mohamed Salah.

11

Foto de Bale

Bild: Karius le da el título al Madrid

¡Este final fue un drama, y una pesadilla del portero alemán! Choque de lesiones y un gol de ensueño. Por tercera vez consecutiva, el Real Madrid es el rey de Europa, derrotando a Liverpool por 3-1 en la final de la Champions.

Mirror: Bale y Karius le dan la Champions al Madrid

Gareth Bale fue el héroe del Madrid una vez más, ya que su sorprendente gol en el segundo tiempo le valió la tercera Champions consecutiva para el Real Madrid. La patada aérea del galés supuso el 2-1  a la que agregó otra en los minutos finales en una noche de terror para el portero del Liverpool, Loris Karius.

A Bola: Una horrible noche de Karius da la Champions al Madrid.

Un error infantil sentenció la final. Con la victoria ante el Liverpool (3-1), en Kiev, el Real Madrid dio un paso más en su consolidación como el club con más prestigio del fútbol europeo y mundial.

Escudo/Bandera Liverpool