La Liga de Messi… y de Oblak

El Atlético acaricia con las yemas de los dedos la segunda plaza en la Liga después de un pírrico triunfo en Getafe. Sería la tercera vez desde 1991 que los colchoneros terminan por delante del Real Madrid, un termómetro de lo que han sido sus aspiraciones durante casi las dos últimas décadas.

La Liga ha tenido en Messi a su rey, el más decisivo del equipo que ha paseado una superioridad casi sin respuesta. Y si hay que buscar también el más determinante del segundo clasificado la mirada se marcha inmediatamente a la portería. Oblak apuntaló en el Coliséum su tercer Zamora consecutivo igualando la marca de Arconada del 79 al 82 y a solo encadenar una más para igualar el récord absoluto de Valdés con cuatro consecutivas entre 2008 y 2012.

No hay dudas de que la organización defensiva de este Atlético es sobresaliente, ya legendaria, ni tampoco de que Godín es el jefe de ese entramado. Y ni siquiera habrá ya ninguna de que Oblak ha sido el continuo efecto multiplicador que aporta el gran salto de calidad a una una excelente versión. ¿Y no es casi eso Messi? Si hubiera un podio de la Liga para repartir méritos -en el que el marketing no fuera la primera variante, por supuesto- el Iceman esloveno no podría estar lejos del argentino. Se puede contabilizar en puntos.

Porque si Oblak comenzó el curso en agosto evitando la debacle absoluta en Montilivi, ayer en Getafe con su tercer penalti parado en esta temporada dejó al Atlético en la orilla del subcampeonato. Porque el meta, fenómeno de regularidad, no se ha tomado ni una semana libre desde agosto. Y en medio se puede ir sumando. Frente al Málaga, en los dos partidos, con el Athletic, en Butarque, en Balaídos, en el Villamarín, contra el Depor y el Betis en el Metropolitano… Se pueden ir sumando puntos gracias a esas intervenciones de precisión quirúrgica, en el momento justo, como clave de un Atlético que ha sumado 11 triunfos por 1-0 en esta Liga.

Foto de Oblak
Escudo/Bandera Atlético

LaLiga Santander

*Datos actualizados a fecha 13 de mayo de 2018