Keylor Navas llega a la final de la Champions en un momento dulce. El portero del Real Madrid ha vuelto a despejar las dudas que le persiguen desde que llegara al club blanco con paradas milagrosas como ante el Bayern en las semifinales de Champions o en el Clásico. Un partido en el que Zidane le volvió a elogiar, incluso en el primer gol, que nació de un saque suyo.

Pero este momento de luz le ha llegado al costarricense después de superar muchos obstáculos en su carrera y en el Real Madrid. Pero los malos momentos no han podido acabar con su moral. El costarricense se ha convertido en indestructible y no hay guardameta al que no acabe imponiéndose en la lucha por la titularidad. Así, Keylor sabe lo que es superar cinco momentos difíciles desde su llegada a España en 2010 tanto en el Albacete como después en el Levante o en el Real Madrid.

Un descenso en Albacete

Keylor Navas llegó a España de la mano de Luis Gabelo Conejo. El exportero insistió al Albacete en el fichaje de su compatriota tras conquistar seis ligas en Costa Rica. En su primera temporada, Keylor fue titular indiscutible en el conjunto manchego y pese a sus paradas no pudo evitar el descenso del Albacete a Segunda División B. El panorama tras la primera temporada no podía ser peor. El tico buscaba minutos y en Primera apareció el Levante para jugar cedido.

Suplente de Munua 

Navas tampoco tuvo un inicio sencillo en el Levante. En la primera temporada como granota solo jugó seis partidos (cinco de Copa y uno de Liga). El puesto de titular era para Munua. Pero Keylor no se resignó y siguió peleando por tener una oportunidad en la que poder demostrar que es un portero para ser titular. En su segunda campaña, el meta consiguió cambiar su rol. Juan Ignacio Martínez, entonces técnico del Levante, le dio la Copa del Rey, la Europa League y los nueve últimos partidos de LaLiga. Keylor comenzó  a escribir su leyenda en el club de Orriols tras un partido en el que los granotas caen por 4-0 contra el Deportivo. Desde entonces, Navas jugó  todo lo que queda de Liga y ya en la temporada 2013/14, con Caparrós en el banquillo, brilló con luz propia.

Keylor encajó 39 goles en 36 partidos en la temporada 13/14, 1,08 goles por partido. El tico fue el cuarto mejor guardameta de LaLiga solo superado por los 24 goles en 37 partidos que encajó Courtois en el Atlético de Madrid (0,65 por partido), los 36 de Diego López en el Real Madrid (1 gol/partido) y los 32 de Iraizoz en el Athletic (1 gol/partido). Sus buenas actuaciones y las dudas con Casillas en la portería del Real Madrid llevaron a que los blancos pagaran los diez millones de cláusula y Keylor hiciera las maletas para jugar en el Real Madrid.

A la sombra de Casillas

Al igual que en el Levante, Keylor tuvo que ganarse el puesto de titular en el Real Madrid a base de paradas. El costarricense vivió su primera temporada a la sombra de Casillas. El de Móstoles era el portero titular de Ancelotti y solo confió en Navas en 11 partidos (seis de Liga, dos de Champions y tres de Copa del Rey). 

Con las salidas de Ancelotti y Casillas y la llegada de Benítez, Keylor se alzó como portero titular en el Madrid. Un puesto que se vio reafirmado con la llegada de Zidane al banquillo. El técnico francés siempre ha mostrado plena confianza en Keylor. Ni los momentos irregulares del tico en el los que se llegó a pedir la titularidad de Casilla hicieron cambiar de opinión a Zidane.

Solo el fax frenó el avión

La llegada de David de Gea al Real Madrid estaba cerrada hasta tal punto que solo el fax impidió su fichaje. La documentación del internacional español entró en las oficinas de LaLiga a las 00:28 horas. Keylor Navas estaba entonces preparado en un avión para salir rumbo a Manchester y fichar por el United. Pero, el destino, Van Gaal y el fax decidieron que De Gea tenía que seguir vestido de diablo rojo y Keylor como jugador del Real Madrid. Navas lo vio como una oportunidad para reivindicarse y seguir dejando su huella en Concha Espina.

De Gea, Courtois, Kepa y… Alisson

Keylor Navas ha visto como en cada mercado de fichajes se le buscaba un sustituto. Primero fue De Gea. Después salió el nombre de Courtois y el pasado mes de enero le tocó a Kepa. El portero del Athletic incluso llegó a pasar el reconocimiento médico y solo Zidane frenó la operación. Ahora el último nombre en salir es el de Alisson. El portero del Roma ha sido una de las sensaciones de la Champions y el único que ha parado más que Keylor. Cada nombre que aparece certifica la la poca confianza que hay en la planta noble del Bernabéu en el tico. Sin embargo, Zidane siempre ha defendido que Keylor es su portero y que con él el Real Madrid ha ganado dos Champions y está en otra final.

Foto de Keylor Navas
Escudo/Bandera Real Madrid

Champions League

*Datos actualizados a fecha 23 de mayo de 2018