Es algo en lo que todo el mundo coincide. La cláusula de rescisión de Antoine Griezmann, aún jugador del Atlético de Madrid, es una auténtica ganga para muchos equipos. Recordemos que el francés amplió contrato en verano de 2017 pero con la condición de que su cláusula iba a pasar de ser de 200 del presente curso a sólo 100 a partir del 1 de julio de este 2018.

Una circunstancia que provocó que el FC Barcelona se dedicase durante toda la temporada a cortejarle hasta el punto de imprevisión en el que actualmente nos encontramos. Desde Francia, sus compatriotas, ven como un “regalo” la situación del de Macon. Christophe Dugarry.exjugador del FC Barcelona e exinternacional por Francia, ahora es comentarista en RMC, ha señalado que un precio así por Griezmann es un disparate. “Tiene propuestas sobre la mesa, le toca a él decidir. Debe poder decidir antes de la Copa del Mundo. Eso sería ideal”, dijo el exfutbolista para añadir: “Su cláusula de rescisión es de 100 millones de euros. Eso es un montón de dinero, pero por Griezmann es un regalo”. “ Todos los clubes mundiales lo desean. Entonces depende de él decidir”, concluyó

Hasta sus propios compañeros señalaron hace unas semanas que el precio de cien kilos por Griezmann es un caramelo. “Estoy seguro que Griezmann hoy por hoy es barato, hace tiempo parecía imposible pagar 100 millones por un jugador y hoy en día es barato”, expresó el brasileño Filipe Luis .