El Atlético sigue apuntalando la plantilla del próximo curso. Tras el acuerdo con el Mónaco por Lemar, el club ha cerrado este miércoles la renovación de Giménez hasta 2023, negociación que ya contó As este lunes. El central, cuyo contrato expiraba en 2020, amplía su vinculación y, a la vez, ve elevada su cláusula de rescisión hasta los 120 millones de euros, el doble de la anterior. 

Miguel Ángel Gil Marín se ha apresurado a cerrar el blindaje del central uruguayo, que el viernes empezará su andadura en el Mundial, el segundo que disputa a pesar de que sólo tiene 23 años. La cotización de Giménez no dejaba de subir y al menos tres equipos de primer nivel, alguno de la Premier, se habían dirigido al Atlético con la intención de llevarse al futbolista pagando los 60 millones de su cláusula de rescisión (o incluso más, en algún caso).

El Real Madrid, entre otros, estaba detrás

En el club, además, tenían conocimiento de que el Real Madrid estaba detrás de Giménez para realizar una operación similar a la de Theo. No obstante, el central no ha querido saber nada porque prefiere ser importante en el Atlético, donde lleva ya cinco temporadas. Él quiere crecer de la mano del club y por eso ha renovado con una cláusula importante.

“Desde que llegué el club ha crecido muchísimo, hemos logrado títulos, nos hemos consolidado entre los grandes de Europa, hemos estrenado un estadio espectacular y es un honor que apuesten por mí y seguir contribuyendo al crecimiento de este gran proyecto”, dijo en la web del club, con el que fue campeón de la Europa League jugando al completo las semifinales y la final.

Foto de Giménez
Escudo/Bandera Atlético