Jürgen Klopp, entrenador del Liverpool, compareció primero en el flash interview y después ante el resto de los medios de comunicación en la previa de la final de la Champions que este sábado jugarán los red ante el Real Madrid en Kiev. El técnico alemán lanzó flores a Zidane y al equipo blanco: “Funciona como un reloj suizo”.

¿Nervioso? “Todo está yendo como debe ir, todo perfecto de momento. Estamos viendo el estadio por primera vez, trabajando con los medios antes del partido”.

¿El Madrid es favorito?: “Sí, no es tan difícil de ver. El Madrid es un equipo de élite, nosotros somos también muy buenos. Tenemos muchas individualidades pero no debemos compararlas. Es un partido de fútbol y puede pasar de todo. Cualquier día se puede batir a cualquiera. Tal vez, de diez enfrentamientos ante el Madrid perderíamos nueve pero no estoy interesado en eso sino en ese partido que sí podemos ganar”.

La clave en la final: “Es un desafío muy grande para los jugadores, para mí, para todos. Tenemos que ser muy sólidos defensivamente hablando, fluidos en transiciones y disfrutar el partido. Es un partido enorme”.

¿Cómo está Salah, que ha estado cumpliendo el Ramadán?: “Está muy bien. Le puedes ver entrenando, está en buena forma”.

Entre Klopp o Zidane, ¿con quién se queda?: “Siempre voy a elegir a Zidane. Era mejor jugador y es también mejor entrenador. No tengo problema en decirlo. Pueden pasar muchas cosas, respetamos al Madrid pero creemos en nosotros”.

¿Qué diferencias hay entre su última final y esta? “La gran diferencia es que una final de la Champions es enorme. Hay muchas cosas que hacer, muchos preparativos. Sobre todo es estar convencidos, tranquilos. Estoy seguro de que por aquel entonces estaba más nervioso. Nunca esperaba que este tipo de cosas tan buenas me pudiera ocurrir a mí. Llegar a una final es difícil de lograr, es una oportunidad única. Así es como me sentí por entonces. Jugamos un partido fantástico contra un equipo muy fuerte. Después del partido sabía que quería tener de nuevo esa ocasión de ganar la Champions. Estoy muy contento de estar aquí con estos jugadores. Han peleado de manera increíble. Se merecen estar aquí. Me siento muy orgulloso. Y ahora a jugar al fútbol”.

El trabajo de Zidane: “Mucha gente podrá pensar eso, pero también de mí. Es gracioso. Que dos que no tienen ni idea, llegan a la final (risas). Zinedine para mí es uno de los cinco mejores futbolistas de siempre. Podría ganar su tercera Champions seguida, algo que nunca ha ocurrido. Es brillante. Lo fue como jugador y como entrenador ahora. Y sus jugadores funcionan como un reloj suizo. Es un fútbol fantástico. Son caóticos cuando tienen que serlo. Pero siempre hay una ocasión para el rival en la final. Zidane es un luchador, cuando naces en Marsella hay que serlo. No lo parecía cuando jugaba porque era tan bueno… Le cabrea cuando le preguntan si no tiene hambre. A mí me pasa igual, vengo de un pueblo pequeño de Alemania”.

La experiencia del Madrid: “Un segundo antes del partido, seguro que el Madrid tendrá más confianza pero no es un problema porque el partido no dura un solo segundo. Cuando analizamos sus partidos, decimos: ‘Son fuertes pero de verdad’. Pero nunca han jugado contra nosotros. Somos un buen equipo y este club tiene en su ADN ganar las cosas grandes. Estamos aquí porque somos el Liverpool. Hemos marcado el mayor número de goles en la Champions, hemos tenido resultados excepcionales… La experiencia que tienen ellos es una gran ventaja, claro, pero en el partido la experiencia no siempre ayuda. Tenemos que complicarles la vida lo más posible. No podemos intentar jugar su juego. Las tácticas están ahí para reducir la calidad del adversario y ponerlo a tu nivel”.

Filosofía: “Nunca he pensado en mi filosofía. Nos adaptamos constantemente al nivel que tiene nuestro próximo rival. Siempre intentamos jugar el fútbol que es mejor para nuestros jugadores. Pensamos que el tipo de fútbol que jugamos es el que tenemos que jugar para tener todo el éxito posible. Ahora deberíamos estar preparados porque no nos queda mucho tiempo. Mostraremos mañana lo que hemos aprendido de todas las cosas que conocemos del Madrid. Es posible, pero ante todo hay que utilizar tus puntos fuertes y adaptarse a aquello que haya planteado el rival. ¿Oportunidades? 50-50 para cada uno”.

¿El punto fuerte de su equipo? “El espíritu. Hace nueve meses éramos un buen equipo. Desde entonces, nos hemos preparado para las cosas grandes. Gracias al trabajo”.

¿Salah paró por el Ramadán? “La religión es algo privado, así lo entiendo. No hay nada que decir. Ya le verán en el entrenamiento. Está lleno de energía”.

¿Está al nivel de Cristiano o Messi? “A ningún entrenador le interesa eso. Queremos funcionar bien. Se merecen sus alabanzas porque llevan muchos años a ese nivel. Veremos el potencial de Mo. Su temporada ha sido sensacional. Sobresaliente. Veremos en los próximos años si repite. Los otros dos son los más consistentes que hay desde los últimos doce años. Eso les hace especiales”.

¿El trabajo del entrenador es aliviar la presión de sus jugadores? “Nada. Al inicio acordé con ellos que yo soy el responsable de los fracasos y ellos lo son de los éxitos. Por eso, si ganamos, será éxito suyo. Todo lo que han aprendido es para lo de mañana. Tendrán nervios, es normal. Pero les diré que luchen juntos, que hagan lo que mejor saben. Que tiren a puerta. Que hagan todo lo que tienen que hacer.

El Madrid ha aplicado últimamente el tener quizá el mejor banquillo del mundo. Ustedes buscan un fútbol de ritmo alto. ¿Tienen un antídoto para el Madrid? “Nuestro banquillo también es de muchísimo calidad. No la misma que ellos, que tienen por ejemplo a Asensio. No se trata de comparar sus puntos fuertes con los nuestros. Es nuestro mejor banquillo desde hace meses. Estamos en mejor forma. Estamos frescos. Estamos listos”.

Escudo/Bandera Real Madrid

Champions League

*Datos actualizados a fecha 25 de mayo de 2018

Escudo/Bandera Liverpool

Champions League

*Datos actualizados a fecha 25 de mayo de 2018