El primer capitán del Almería, Jorge Morcillo, ha sido detenido por presunto amaño de partidos dentro de la Operación Cortés, en la que se han detenido a 23 personas más. El rumor ya sonaba la mañana del viernes en Almería y por la noche El Mundo informaba que el central había sido detenido cuando se disponía a irse de vacaciones a Italia al estar presuntamente relacionado con la trama china que tenía objetivo amañar partidos y lograr beneficios económicos por apostar por la red.

De esta manera, el zaguero valenciano se convierte en el primer jugador profesional de la LFP en ser detenido por participar presuntamente en amaños de partidos. La Operación Cortés, nueva macrooperación contra el fraude en el fútbol, ha sido fruto de la investigación de un informe de la LFP. En concreto, se trata de la segunda fase de la Operación Pizarro, con la que la Policía llevó a cabo una treintena de detenciones e imputaciones en febrero. Ambas operaciones, en las que están trabajando agentes de la Unidad de Delitos Especializados y Violentos, grupo de la Policía Nacional, están dirigidas por el titular del juzgado de instrucción número 1 del municipio pacense de Zafra.

Según apunta El Mundo, la trama, dirigida desde china, está centrada en España, pero tiene más ramificaciones en otros países. Las apuestas eran de todo tipo, como saques de esquina, números de penaltis, cartulinas y un largo etcétera. En relación al cuadro rojiblanco, son varios los encuentros que se investigan, como el Almería-Nástic (jornada 20, 13 de enero) y el Almería-Alcorcón (jornada 41, 27 de mayo). A pesar de que la detención de Morcillo ya ha salido a la luz, el Almería aún no se ha pronunciado, sin ser excusa la hora, puesto que otrora ya anunciaba fichajes a medianoche.

Jorge Morcillo, que defendió los colores del Jaén, Benidorm, Córdoba, Alavés, Alcoyano y Recre, llegó al Almería en el estío de 2015 procedente del Rayo Vallecano, convirtiéndose en un fijo en el once unionista. De sus guarismos, destaca la gran cantidad de cartulinas, viendo 43 amarillas y dos rojas en apenas tres temporadas, lo que ha provocado que se pierda bastantes encuentros por sanción.

De esas 45 tarjetas, el capitán del Almería vio este curso una decena de amarillas y un par de rojas, anotando dos goles (de cabeza en Granada y de penalti en el Viejo Nervión) y uno en propia puerta (en Huesca). En el ejercicio 15-16 disputó 35 encuentros ligueros; en la 16-17, 31; y en la recién finalizada, 26.

En la última jornada (el Almería consiguió la permanencia en Lugo) Morcillo sí jugó de inicio, no así las cinco fechas anteriores al estar lesionado (y perder posteriormente su puesto en el once) con una micro rotura del aductor de la pierna izquierda. En enero también estuvo en el dique seco por una lesión en el gemelo y en octubre, por el aductor.

Foto de Morcillo
Escudo/Bandera Almería