El Real Madrid puede hacer en Kiev historia del fútbol y del deporte. Si ya el año pasado fue el primer equipo en la ‘era Champions’ capaz de ganar dos títulos consecutivos, esta vez puede ampliar la racha igualando los registros en Copa de Europa del Ajax y el Bayern en la década de los 70 del siglo XX. Por encima aún quedará el legendario Madrid de las cinco Copas de Europa en el arranque de la competición. Además, el club lograría un doblete inédito proclamándose campeón continental en fútbol y baloncesto.

De cara a la temporada que viene, el premio deportivo para el campeón es ser cabeza de serie en el sorteo de la fase de grupos. Real Madrid y Liverpool ataron en sus respectivas ligas su plaza para la próxima edición —el billete reservado para el campeón lo heredará el Viktoria Plzen, como campeón de la República Checa, undécima federación del ranking UEFA—, pero su presencia en el bombo 1 está a expensas de quién se proclame campeón en Kiev. Ser cabeza de serie supone evitar en la fase de grupos a Bayern, Juventus, PSG, Lokomotiv de Moscú, Manchester City (al que no se puede enfrentar el Liverpool) y Barcelona y Atlético (a los que no se puede medir el Madrid). En el bombo 2, aún sin definir por completo, los equipos más fuertes que aguardan como rivales son Manchester United, Nápoles, Borussia Dortmund y Oporto.

Por último está el premio económico. El ganador se embolsará 4,5 millones de euros adicionales a lo ya ingresado anteriormente en la competición. Incluyendo los 11 millones de euros que supone estar en la final, el Liverpool lleva ganados en premios deportivos 52 M€ y el Real Madrid 50,7. A ello habrá que añadir el reparto del market pool, que reportará unos 25 millones adicionales al equipo inglés y más de 30 M€ al equipo blanco.

Pero, hablando de dinero, hay más. A partir de la próxima temporada entrará un nuevo sistema de reparto de las ganancias en las competiciones UEFA. Una parte del dinero se repartirá en función de los resultados de la última década y de los títulos europeos conquistados a lo largo de la historia. Esto último, una concesión de la UEFA a los clubes con solera para frenar el avance de los llamados ‘clubes-Estado’, tales como el PSG o el Manchester City. A estos efectos, la UEFA ha creado un nuevo ranking que, con 365 puntos, lidera el Real Madrid gracias a sus éxitos recientes e históricos. El Liverpool es decimoquinto, con 152 puntos, y superaría a Manchester City y Sevilla si se proclamase campeón. Así, quien alce La Orejona en Kiev se beneficiará del reparto económico en el futuro.

El nuevo ranking UEFA

A efectos deportivos, la próxima temporada se mantendrán los tradicionales rankings de la UEFA para determinar los cabezas de serie en los sorteos y el reparto de plazas por países en la Champions y la Europa League, aunque se aplicarán algunas ligeras modificaciones en el método de cálculo. La novedad más importante es que aparecerá un tercer ranking, que servirá para repartir una parte de la bolsa aún sin concretar. Esta nueva clasificación se basará en los resultados deportivos de los últimos diez años (con el mismo baremo que el ranking deportivo a cinco años) y los títulos históricos. Así, las Copas de Europa conquistadas en los cinco años inmediatamente anteriores valdrán 12 puntos, la anteriores en la era Champions (desde la temporada 1992-1993, ocho puntos) y las conseguidas hasta 1992, cuatro puntos. La Europa League, la Copa de la UEFA y la Recopa darán entre uno y tres puntos según los años de la consecución del título.


Escudo/Bandera Real Madrid
Escudo/Bandera Liverpool