Alta intensidad. El análisis de la respuesta física de Real Madrid y Liverpool desde octavos hasta semifinales de la Champions desvela información a tener en cuenta de cara a interpretar lo que pueden ofrecer ambos en Kiev. En el caso del equipo inglés, podemos observar como en las semifinales ante el Roma, el despliegue total en distancia recorrida a alta intensidad (mayor de 21 km/h), un baremo muy importante en el fútbol actual, superó al de todas las rondas anteriores, siendo mayor que cualquiera del conjunto blanco en la competición. Aun así, el Madrid no parece sufrir cuando hace menos metros. Los dos partidos en los que realizó un menor actividad física fueron las victorias ante la Juventus (0-3) y el Bayern (1-2). El Liverpool ha recorrido 1.278 metros más desde octavos.

El deterioro ‘red’. Las dos últimas eliminatorias han revelado la gran eficacia del equipo inglés en las primeras partes, tanto frente al Roma como contra el Manchester City. Sin embargo, ese inicio fulgurante se vio contrarrestado con un declive en las segundos tiempos. El ejemplo más claro se advierte en el tridente del Liverpool. Salah redujo la distancia recorrida a más de 21 km/h en un 80%, y Firmino y Mané en algo más de un 40%. Cristiano, en cambio, mejoró sus números en este apartado en más de un 30% tras el descanso.

El pulso ofensivo. La final de Champions podría decantarse en los pies de Cristiano o del tridente del Liverpool. En el plano general, se contempla una superioridad de los jugadores red en la mayor parte de las variables, debido a la relocalización de Cristiano como delantero centro y al estilo de los de Klopp. Mané acumula 122 aceleraciones más por encima de 3 m/s2 que Cristiano. Esta es una de los conceptos más decisivos en la generación y materialización de ocasiones de gol.

El sector central. Se prevé la superioridad del Madrid en la medular. En este apartado, cabe destacar la presencia de Isco como el jugador del mediocampo con mayor presencia en acciones de alta intensidad con balón, aproximándose a los 4.500 metros en la Champions. El dato revela la incidencia del malagueño en el juego.

Defensas desiguales. El Liverpool luce una zaga con escasas diferencias entre jugadores en cuanto a la aportación física de los mismos. Robertson es el futbolista que más aceleraciones por partido realiza, pero no llega a superar las ochenta. Los laterales del Madrid representan el perfil opuesto. Un hecho definitorio es que Carvajal acumula un media de 94,2 metros recorridos en aceleraciones por encima de 3 m/s2, rebasando los 92,4 m por partido del egipcio Salah o los 90,8 m del brasileño Firmino.

Escudo/Bandera Real Madrid

Champions League

*Datos actualizados a fecha 25 de mayo de 2018

Foto de Cristiano
Escudo/Bandera Liverpool

Champions League

*Datos actualizados a fecha 25 de mayo de 2018

Foto de Salah