El Atlético trabaja desde hace ya tiempo con el sí de Griezmann encima de la mesa. Tanto Cerezo como Gil Marín desde los despachos y Berta y Simeone, en la dirección deportiva y cuerpo técnico, conocen desde hace tiempo la decisión de Griezmann de continuar en el club rojiblanco. Y muchos compañeros suyos también están al tanto de ello. Aunque  nadie haya dicho públicamente esta boca es mía. Nadie quiere el mínimo desliz en este asunto. Pero a Griezmann se le convenció para seguir en el Atlético argumentado que no sólo el equipo rojiblanco seguiría manteniendo su actual nivel (de ahí la renovación de Giménez y la próxima de Correa) sino que se le prometió fichajes importantes. Ha llegado Lemar y en Francia ya anuncian acuerdo con Sidibé. Y 

El Atlético, no obstante, sigue a la espera de que el delantero francés firme la renovación de su contrato. Como ya sabe medio mundo, a Griezmann se le aumentará el sueldo, los años de contrato y su cláusula, que será en torno a los 200 millones. Pero esa renovación no se ha firmado aún y el Atlético no piensa hacer oficial nada hasta que se produzca esa firma. 

En el Atlético entienden que en el fútbol se ha visto de todo. Y desde la entidad apuntan que siguen trabajando según lo estipulado. Según lo hablado entre Berta y el Cholo, y según lo que se le dijo a Griezmann en su momento. Nada ha cambiado entonces. Cuando Griezmann firme la renovación de su contrato, entonces el Atlético sí lo podrá hacer oficial.

Escudo/Bandera Atlético