Asamblea: más blindajes, derechos de TV, calendario y elecciones FEF

LaLiga celebró hoy en Madrid una Asamblea Extraordinaria con todos los clubes profesionales en la que se trataron temas como los derechos televisivos, la propuesta de calendario para la próxima temporada y la mejora contractual del director del Departamento de Comunicación Global (Joris Ivers) y del director de BI & Analitics (José Carlos Franco), tras la mejor aprobada ya para Javier Tebas. Pero, sobre todo, se abordó como punto estrella del orden del día el análisis de las elecciones a la presidencia de la Federación que se celebran esta tarde en Las Rozas y en el que hicieron una conjura (apoyar a Larrea) pese a que varios presidentes no las tienen todas consigo con lo que haga el Barcelona, que también estuvo presente en la Asamblea. En ella, donde se ausentaron Real Madrid y Celta, todos los presidentes felicitaron al Atlético por la Europa League conquistada ayer en Lyon.

Tebas, que manifestó que está en contra de las nuevas competiciones que se quieren crear (Liga Europea, nuevo Mundial de Clubes…) y que afectan a LaLiga, explicó a los dirigentes la situación actual respecto a la comercialización de los derechos audiovisuales en España y en el extranjero. Primero explicó cómo está el concurso nacional, que ha tenido que ser retocado tras la evaluación y los consejos de la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia. El presidente de LaLiga descifró los retoques realizados (no podrá haber un solo operador que emita todo el fútbol) para el contrato que se firmará próximamente para el trienio 2019-2022. Después habló de las expectativas que hay para poder vender los derechos en el extranjero por más dinero que en el último contrato. La idea de LaLiga es que en 2020 los clubes ingresen 2.300 millones por la comercialización global.

En esa Asamblea, también se trató la propuesta de calendario para la próxima temporada que LaLiga, tras consultar con todos los actores protagonistas en el campeonato, enviará a la Federación para su estudio y aprobación. El gran problema ha sido ver cómo y dónde se encaja la Supercopa de España entre el Barça y el Sevilla que se juega a dos partidos. LaLiga ha enviado una propuesta por si el Sevilla cae eliminado en la primera ronda previa de la Europa League que disputa en verano y otra propuesta por si, como desea la patronal, supera las tres rondas y se cuela en la fase de grupos del campeonato europeo. Ahí habría más problemas. Lo que no dará tiempo, sea quien sea el nuevo presidente de la Federación, es a plantear una final a partido único.

Además, en esta Asamblea se aprobó por mayoría la mejora salarial de dos piezas claves en la modernización, crecimiento y expansión de LaLiga en sus estructuras internas. Un plan de reordenamiento que seguirá su curso hasta 2020 y que, como ya avanzó As, podría acabar con Javier Tebas como CEO y con la llegada a la presidencia de otro dirigente de confianza para que el actual mandamás pueda centrarse exclusivamente en la labor ejecutiva, comercial y de internacionalización que está llevando a cabo desde que llegó en 2013. Los clubes, salvo pequeñas excepciones, vieron bien que tras aprobar el blindaje de Tebas (2,2 millones de euros brutos) para contrarrestar la tentativa de la Serie A, y la mejora del del director general corporativo, Javier Gómez, sus socios de máxima confianza, Joris Ivers y José Carlos Franco, también tengan unas mejores condiciones para que no acepten otras ofertas. También dejaron claras sus retribuciones extras y sus probables indemnizaciones.